Por qué comprar ventanas correderas PVC

ventanas correderas PVC

Las ventanas correderas PVC son una gran opción para instalar en tu hogar. Este material es uno de los más utilizados, sobre todo en países del norte de Europa como Reino Unido o Alemania. Hoy aprenderás las razones para comprar ventanas de este tipo.

Ventajas de las ventanas correderas PVC

Además de las ventanas correderas PVC, existen las ventanas de aluminio. Aunque también sean una gran opción para el hogar, sin duda, las ventanas de PVC son más adecuadas para países con una climatología más dura.

La principal ventaja del PVC es su capacidad de aislamiento. Esto se traduce en un mejor control de temperatura, tanto en invierno como en verano. Cuando haga calor, la casa se mantendrá fría; y cuando haga frío, se mantendrá caliente.

Esto se traduce en un gran ahorro en calefacción para ti. Se dice que se puede ahorrar hasta un 50% en la factura, y eso es mucho. Además, hay también un aislamiento acústico, aislándote del ruido del exterior.

En nuestro país hay zonas de inviernos muy fríos y de veranos muy calurosos. De esta manera, excepto en la zona de Canarias con clima tropical, el aluminio no será muy útil. La opción del PVC es más inteligente para mantener el aislamiento y ahorrar en la factura.

Además, el precio del PVC es muy similar al del aluminio. Además, el ahorro en calefacción hace que a la larga termine saliendo mucho más barato, incluso si el aluminio tiene rotura de puente térmico.

La única desventaja del PVC con respecto a la aluminio es que tiene algo menos de durabilidad y es algo menos estético. Sin embargo, sigue teniendo una durabilidad muy buena, durando más de medio siglo sin ningún problema.

En Aluminios de Frutos, fabricamos ventanas de PVC a medida, además de realizar otro tipo de trabajos. Contacta con nosotros si quieres que te preparemos un presupuesto a tu medida, sin compromiso.

Si te gustó, compártelo:
  • Facebook
  • LinkedIn
Deja un comentario